Categorías en el BLOG

Videovigilancia  |  Recursos  |  Blog  |  Guías de CCTV  | 
May
01

Como proyectar una instalación de videovigilancia - Guía básica

Publicado en la categoría Guías de CCTV


Actualmente conocemos tres sistemas de videovigilancia: analógico, digital e híbrido (analógico + digital). Si hablamos de sistemas analógicos, significa que la señal de vídeo pasa de la cámara hasta el DVR o a la tarjeta de adquisición de vídeo a través de un cable coaxial. La conexión se realiza con conectores BNC. Si nos referimos a la videovigilancia digital, en general contamos con cámaras IP. La conexión de estas cámaras se realiza directamente a la red a través de un cable de red UTP. Si hablamos de un sistema híbrido, conlleva a combinar las cámaras analógicas con las cámaras IP.

La diferencia entre las cámaras analógicas y las cámaras IP:

Las cámaras analógicas con el sistema adecuado, como el DVR stand-alone o una tarjeta de adquisición de vídeo que se introduce en el ordenador y que así se convierte en un DVR, graban en una resolución máxima de 720x576 pixeles. La cara se reconoce a una distancia máxima de 6 a 8 m de la cámara. Con un objetivo podemos grabar de 6 a 14 m de distancia de la cámara y reconocer la cara en una zona más amplia. Con las cámaras speed dome podemos grabar varias zonas que están lejos unos 100 m de la cámara y reconocer una cara en este caso con una distancia de 100 a 107 m de distancia.

Con cámaras IP la historia es similar, siempre que no hablemos de cámaras de megapíxeles. Éstas pueden grabar con una resolución de hasta 1240 x 1028 píxeles si nos referimos a 1,3 MP (megapíxeles), o con una resolución de hasta 2600 x 200 píxeles si es de 5 MP. Con una 5MP podemos reconocer una cara en un cuadrante vigilado de 25 m x 25 m. En cambio, con una cámara de 1,3 MP, un cuadrante de 12 m x 12 m. Una cámara de 1,3 megapíxeles tiene una resolución 4 veces superior a una cámara analógica o IP que graba con una resolución de 720x576 pixeles.

Proyectar una instalación:

Cuando se proyecta una instalación es necesario primeramente saber qué zonas se quiere cubrir y qué detalles sirven, por ejemplo, a uno le sirve sólo la vista panorámica, pero otro puede querer ver también las caras de las personas. En este caso, como hemos explicado más arriba, para cubrir una zona de 6m x 6m bastaría una cámara analógica o IP normal;  para cubrir una zona de 20 m x 20 m se puede poner una cámara de 5 megapíxeles o más de una cámara analógica. Así pues, es más barato poner una cámara de 5 megapíxeles.

Cuando sabemos cuántas cámaras nos sirven y de qué tipo, elegimos la instalación más adecuada. Si uno ve que necesita 4 cámaras analógicas, elegirá una instalación tipo DVR o con una tarjeta de adquisición básica para PC.  Si prefiere cámaras IP, es aconsejable un sistema NVR o software con un PC o servidor adecuado. Si quiere combinar cámaras analógicas e IP, comprará un sistema híbrido, es decir, un sistema con tarjeta de adquisición + software para cámaras IP + PC o un servidor adecuado. En general, nuestros sistemas Dynacolor DVR son óptimos para las cámaras analógicas y de fácil instalación. Si desea una instalación más seria, quizá también con grabaciones, será mejor un sistema Geovision o Nuuo (tarjeta de adquisición DVR + PC). Estos sistemas se pueden también actualizar con el software NVR para sistemas híbridos, por si en un futuro quiere instalar alguna cámara IP. Sin embargo, elige cámaras IP, es aconsejable el sistema NVR Nuuo o software Nuuo con el PC o server adecuado.

En resumen, tras haber elegido las cámaras e instalaciones, se deben seleccionar los cables adecuados, alimentadores eléctricos, armarios, UPS, conectores, etc.

 

Login